20/02/2018

Acogida e inducción. El primer día

Acogida-e-induccion.-El-primer-dia

AUTOR DEL COMENTARIO:

Jordi-MauriJordi Mauri

Doctor en medicina y Diplomado en Administración y Dirección de Empresas.

Todos los empleados de una empresa han tenido un primer día de trabajo o unos primeros días. Esta etapa inicial es difícil para el recién llegado y una gran oportunidad para la organización.

La mayoría de empresas incorporan a los nuevos empleados de manera informal y confían en que en unos días ya se habrán adaptado. Otras le facilitan un dossier de acogida o un link de acogida en la intranet de la empresa. ¡Bien! Eso es mejor que nada.

Algunas empresas, desgraciadamente muy pocas, invierten esfuerzo en convertir estos primeros días del nuevo empleado en una oportunidad de integración, generadora de motivación y adherencia a la empresa. Estos días primeros son la gran ocasión para integrar al recién llegado, facilitar su incorporación y ayudarle a ser más efectivo lo antes posible y, sobre todo, transmitir los valores de la empresa.

Me quiero detener en este último punto. Transmitir los valores de la empresa. Es fundamental que el nuevo empleado conozca lo antes posible y con exactitud, como “piensa” la empresa, cuáles son los principios de funcionamiento. Todas las personas con las que he tenido ocasión de hablar sobre su primer día de trabajo comentan que han echado en falta un proceso de inmersión planificado. Cuando esto no ocurre por iniciativa de la empresa, siempre lo llevan a cabo los compañeros del recién llegado. Lo hacen con buena intención, para integrar en el grupo al nuevo lo antes posible, pero la empresa no puede quedar al margen de algo tan importante como la transmisión de valores.

He tenido oportunidad de analizar el proceso de inducción de los nuevos empleados en empresas que tienen un proceso definido para este asunto y, en todos los casos, coinciden en dar mucha importancia a varios elementos coincidentes:

  • Conocer a los directivos de la empresa y que éstos conozcan a los nuevos empleados
  • Explicar con detalle qué se espera en el desempeño profesional
  • Cuáles son los principios fundamentales de la compañía
  • Hacer sentir al nuevo empleado como alguien importante para la Misión de la empresa
  • Conocer la “casa”. Un recorrido por las instalaciones es necesario para sentirse parte de la empresa.

Y, atención, las primeras impresiones de una persona nueva, suelen ser muy importantes y vale la pena tenerlas en cuenta, porque los que llevan tiempo en la empresa ya no se dan cuenta de algunos detalles de estética o de organización que claman al cielo. Si conseguimos generar confianza en la persona que acaba de llegar, aprenderemos.

El tiempo invertido en hacer estas acciones de acogida no es, en ningún caso, tiempo perdido. El retorno de esta inversión está garantizado.

Fotografía: cheatsheet.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *