17/11/2015

¡ATENCIÓN, LLEGAN LOS DRONES!

AUTOR DEL COMENTARIO:

joan-cortadellasJoan Cortadellas

Licenciado en Filosofía, Diplomado en Márketing y Administración y ha realizado un postgrado en Gestión Pública.

Muy a menudo me siento tentado de sacarle el polvo a aquella expresión de “Hoy las ciencias adelantan, que es una barbaridad”, de la zarzuela española “La verbena de la paloma”, incluso lo que sigue: “¡…una brutalidad, una bestialidad!”.

Aunque dicen que la tecnología ya tiene más de 30 años, hace 4 días escasos que nos hemos dado cuenta de que por encima nuestro vuelan unos misteriosos aparatos, los “drones” y ahora sabemos que en Barcelona, entre el 17 y el 19 de noviembre, en la 5ª edición del Smart City Expo Wolrd Congress, la feria internacional de ciudades inteligentes, participará el “Catalonia Smart Drone”, que, como grupo formado por empresas, centros tecnológicos y universidades, pretende convertirse en el clúster de la industria catalana de soluciones smart con drones.

¿Para qué sirven estos “bichos voladores”? Parece ser que son súmamente útiles para gestión de emergencias, rescates en situaciones de catástrofes, control de actuaciones urbanísticas, gestión del paisaje, análisis de la contaminación, mantenimiento de instalaciones, promoción turística, fotogrametría, cartografía, teledetección, metereología, agricultura de precisión y control de cultivos, operaciones militares, vigilancia de playas, etc.

Incluso nos dijeron que se utilizarían para traslado de paquetería, pero la verdad es que esto todavía no lo hemos visto. Amazon cree que estos robots volantes podrían empezar a surcar los cielos en EEUU en cuatro o cinco años. El problema no es de desarrollo tecnológico, sino de limitaciones legales.

Ya existen en Cataluña más de 20 empresas implicadas y la Comisión Europa y muchos expertos están convencidos de que cada vez los drones serán más usados en muchas actividades de nuestra vida habitual. Y como las oportunidades hay que cazarlas al vuelo, existe ya en Barcelona una escuela de aviación que ofrece cursos intensivos de piloto de drone, ya que se necesita una licencia, parecida a la de los ultraligeros.

Es un sector que está naciendo, pero nos felicitamos de que desde el primer momento sea una actividad que está envuelta en un entorno de muy buena colaboración entre los distintos ámbitos y agentes. Las empresas, la administración pública, los investigadores y los centros de formación trabajan de forma coordinada. ¿Será cierto que de una vez por todas hemos entendido que es mejor la colaboración racional, que la competencia radical?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *