08/08/2017

La RSC (RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA) como forma de dirigir las empresas.

La-RSC-como-forma-de-dirigir-las-empresas.

AUTOR DEL COMENTARIO:

Jordi-MauriJordi Mauri

Doctor en medicina y Diplomado en Administración y Dirección de Empresas.

La responsabilidad social corporativa (RSC) es una forma de dirigir las empresas basada en la gestión de los impactos que su actividad genera sobre sus clientes, accionistas, comunidades locales, medioambiente y sobre la sociedad en general.

El elemento relevante del enunciado anterior es el que hace referencia a que la RSC se fundamenta en los impactos de la empresa sobre su entorno. Esto significa que la primera responsabilidad de la empresa reside en el cumplimiento de su propia misión. Por ejemplo, para un medio de comunicación escrita, su responsabilidad, medida en impactos, sería la mejora de los indicadores de información de sus lectores. Para un hospital, su responsabilidad social se podría medir en indicadores de salud de la población. Para una escuela, la responsabilidad social se podría medir por los indicadores de resultado en la formación de sus alumnos.

Otra cosa es el ejercicio de la responsabilidad social corporativa que algunas empresas efectúan, destinando parte de sus excedentes a financiar ayudas a colectivos o poblaciones con necesidades identificadas, aun sin relación con las actividades de la propia empresa. Es conocida en este ámbito, la decisión de destinar el 0.7% de los beneficios de algunas empresas a programas de ayuda a países en desarrollo.

Ambos planteamientos no son incompatibles. La ayuda a países en desarrollo es conveniente y necesaria y puede ser realizada por empresas que quieren participar con parte de sus excedentes, pero no deberían olvidar que la primera responsabilidad social es la que relaciona la actividad de la propia empresa con sus clientes, en el ejercicio de su misión.

La RSC, entendida como impacto de la empresa en sus stakeholders, comporta compromisos éticos, que se convierten en obligaciones para sus dirigentes. Es necesario que haya coherencia entre los compromisos públicos y las estrategias y decisiones de gestión. Por esto podemos afirmar que la RSC de la empresa es, en primer lugar, generar valor para sus grupos de interés.

Los compromisos éticos que dan soporte a la responsabilidad social corporativa de la empresa se manifiestan desde sus valores. No es posible un planteamiento de gestión de la RSC en una empresa que no tenga arraigados y explícitos sus valores. Los valores son los que marcarán la orientación de las estrategias en relación con los grupos de interés.

Este ejercicio de la responsabilidad social corporativa, entendida como impacto positivo de la empresa en sus grupos de interés, no es opcional. Forma parte de su misión y, por lo tanto, de su razón de ser. Llegados a este punto, nos podemos hacer las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo hacen las empresas para medir su impacto positivo en sus grupos de interés (stakeholders)?
  • ¿Todas las empresas pueden medir sus impactos en sus grupos de interés?
  • ¿Son socialmente responsables las empresas que no miden sus impactos en su entorno?
  • ¿Existe responsabilidad social corporativa cuando la empresa destina parte de sus excedentes a actividades de ayuda, pero no mide su impacto en los grupos de interés?

Me gusta pensar que la primera responsabilidad social de la empresa es cumplir con su misión, de acuerdo a sus valores, que es lo mismo que decir, cumplir con sus clientes.

Fotografía: blueboard.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *