03/04/2018

Órganos de representación en la empresa

organos-de-representacion-en-la-empresa

AUTOR DEL COMENTARIO:

Jordi-MauriJordi Mauri

Doctor en medicina y Diplomado en Administración y Dirección de Empresas.

En nuestro ordenamiento laboral existe un doble canal de representación de los trabajadores en la empresa: la representación unitaria y la sindical. Los órganos de representación unitaria son los delegados de personal y los comités de empresa, en los términos del Título II del Estatuto de los Trabajadores, mientras que los órganos de representación sindical son las secciones sindicales y los delegados sindicales, en el marco de la Ley Orgánica de Libertad Sindical.

Por un lado, los delegados de personal y miembros de los comités de empresa son elegidos democráticamente en el centro de trabajo, representando, por ello, a todos los trabajadores del mismo. Por otro lado, las secciones sindicales están configuradas por los afiliados a un sindicato en la empresa o centro de trabajo; una sección sindical puede estar representada por uno o varios delegados sindicales, elegidos de entre los afiliados, si el sindicato tiene presencia electoral en empresas o centros de trabajo de más de 250 trabajadores.

Este completo y complejo marco de representación debería llevarnos a la conclusión que los trabajadores se sienten amplia y suficientemente representados. Pero el Informe sobre el estado del Mercado Laboral en España que se publica anualmente, patrocinado por InfoJobs i Esade, pone de manifiesto, desde 2011, que el 70% de los trabajadores se sienten mal representados por las organizaciones sindicales. Entre ellos, un 19,2% señala que han perdido poder de negociación y un 51,5% se muestra todavía más crítico y opina que los sindicatos miran únicamente por sus intereses.

Por su parte los empresarios también se sienten mal representados por las organizaciones patronales.

La cuestión de fondo, ante este rotundo fracaso de las organizaciones de representación, es: ¿Qué es lo que está fallando?, ¿Dónde perdieron el rumbo, las organizaciones de representación?, ¿En qué intereses están ocupando sus esfuerzos?

Por uno u otro motivo parece que las organizaciones de representación, tanto sindicales como patronales, han quedado anquilosadas, ancladas en formas de actuación que son propias de épocas anteriores a las nuevas tecnologías de la información.

Por otra parte, sus dirigentes se perpetúan en los cargos directivos, obstruyendo el paso a nuevos dirigentes. En definitiva, han convertido el liderazgo de estas organizaciones en su puesto de trabajo, envueltos en privilegios que jamás habrían gozado en su actividad laboral de origen. Nos hemos hecho mayores viendo los mismos nombres, año tras año.

En definitiva, tanto las organizaciones sindicales como patronales han dejado de ser organizaciones interesantes para sus representados, quienes las ven como inevitables, pero no como agentes de innovación, cambio y progreso. ¡Que lástima!

Fotografía: nosotros.infojobs.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *