15/08/2017

Un buen negocio

un-buen-negocio

AUTOR DEL COMENTARIO:

Joan Cortadellas

Licenciado en Filosofía, Diplomado en Márketing y Administración y ha realizado un postgrado en Gestión Pública.

No hace mucho estuve con unos amigos en Viena. A la entrada de un palacio, fuimos al servicio. No era gratis, había que pagar 0,50 €, pero no había otra alternativa. No era una hora punta, no había colas.

Cuando salí esperé unos minutos a mi esposa y me entretuve contando el número de personas que entraban en 1 minuto: exactamente 10. Teniendo en cuenta que en otros momentos había aglomeraciones, vamos a tomar este dato como promedio: 10 usuarios por minuto.

Ahora, ayúdenme a hacer los cálculos, porque estoy pensando en adquirir una batería de wáters para explotarlos: En 1 minuto ingresaría 5 €. Por lo tanto, en 1 hora ya habría cobrado la bonita cantidad de 300 €. Si los tengo abiertos 10 horas al día, en 1 día los wáters ya me habría dado 3.000 €. Y si lo multiplico por 30 días al mes, yo, como dueño del wáter, ingresaría nada más y nada menos, que 90.000 €. Pero, claro, tendría que pagar a 1 persona para que limpie y controle. Voy a ser generoso y responsable: contrataría a 2 para que cubran las 10 horas y 1 más para los fines de semana, más 1 para cobrar y supervisar. Es decir, daría empleo a 4 personas, a los que pagaría 1.000 € al mes, y además los tendría asegurados. En definitiva, 5.000 €. Todavía me quedarían 85.000 €. Pero ¿y la amortización de las cabinas? No, las alquilaría. Busco en Google y encuentro que “un aseo portátil de polietileno, de 1,20×1,20×2,35 m, color gris, sin conexiones, con inodoro químico anaerobio con sistema de descarga de bomba de pie, espejo, puerta con cerradura y techo translúcido para entrada de luz exterior” -es decir, una monada-, me lo ofrecen por 130 € al mes y se hacen cargo de los gastos de mantenimiento. Si alquilo una batería de 10 cabinas, me costarían 1.300 € al mes. 85.000, menos 1.300, son 83.700, y finalmente, como se trata de un negocio, pagaría religiosamente los impuestos y me quedarían 62.775 € netos.

Los 2.775 los reservaré para imprevistos. Así que, si no estoy equivocado, sin hacer absolutamente nada, ingresaría cada mes 60.000 €. Un negocio aburrido, pero muy rentable, ¿no les parece? Todavía podría ponerle un ambientador de rosas silvestres. Por eso, no se extrañen si algún día me ven a la puerta de un palacio controlando una o varias cabinas de wáter y contando las monedas de medio euro y si me ayudan a llevarlas en su coche, se lo agradeceré, porque “no estamos para gastos”.

Es importante generar empleo, así como es indispensable que circule el dinero. Y, como queda espacio, permítanme que les cuente un chiste, sobre esto último.

Llega un caballero a un pequeño hotel de pueblo:

  • ¿Tienen una habitación para pasar la noche?
  • Sí, cuesta 50 €, pero tiene que pagarlos por adelantado.

El señor paga y sube a la habitación. El dueño del hotelito, con el billete de 50 € en la mano, piensa: “Le debo 50 € al carnicero. Se los pago y deuda saldada”. Va al carnicero y le paga. El carnicero, con los 50 €, va al que le suministra los corderos y le dice: “Te debía 50 €, ¿verdad? Aquí están y listos”. El de los corderos se acuerda que contrató los servicios de una prostituta y le dijo que le pagaría cuando pudiera. Va y le paga 50 €. Y la chica, que le debía 50 € al del hotel, se apresura a pagárselos para quedar tranquila. Cuando se marcha, casi coincide con el caballero que había alquilado la habitación, que estaba saliendo y le dice al dueño, que todavía tenía el billete en la mano:

  • Disculpe, no me convence la habitación. Me llevo mis 50 € y quedamos en paz. Hasta la vista.

Como en los cuentos: fueron todos felices y comieron perdices.

Fotografía: miekehoste.net

2 comentarios en “Un buen negocio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *