26/09/2017

A ver quién la tiene más larga

A-ver-quien-la-tiene-mas-larga-2

AUTOR DEL COMENTARIO:

Joan Cortadellas

Licenciado en Filosofía, Diplomado en Márketing y Administración y ha realizado un postgrado en Gestión Pública.

Artículo de Referencia: Las diez causas de la desigualdad

Autoría: Álex Prats

Fecha: 03.11.14

Medio: El País

Link: https://elpais.com/elpais/2014/11/03/3500_mil…

En el comentario anterior les contaba algo sobre las “paredes secas” de la isla de Menorca. Hoy quiero comentarles otro tema de impacto de mis vacaciones.

Estábamos en el jardín de nuestro apartamento, frente al mar, en una tarde lluviosa y con el cielo de un gris plomizo intenso, cuando nos sorprendió la vista de un artefacto enorme surcando las aguas. Nuestros nietos, que siempre saben mucho más que nosotros, enseguida identificaron lo que era: El velero “A”, el barco privado más grande del mundo. Un megayate, de 143 metros de eslora, es decir mucho más largo que un campo de fútbol, de líneas futuristas, con 3 mástiles de 90 metros de altura, 20 habitaciones y 50 personas de tripulación, propiedad del multimillonario ruso Andrey Melnichenko, que pagó por él 450 millones de euros.

Ante tal objeto de escándalo desapareció de golpe mi duda sobre si yo merecía mis vacaciones. Y más todavía cuando en la prensa local publicaron un monográfico para aclarar que no era el único “coloso” que se había paseado por Menorca. Una verdadera competición sobre “quién la tiene más larga” (¡la eslora, claro!), desde el Ocean Victory con 140 mts., hasta el Rock It, de 60 mts., pasando por otros de entre 68 y 95. Pero, no se lo pierdan, éste de 140 mts., con sólo 3 metros menos que el “A” ocupa ya el puesto 10 de los barcos privados más grandes del mundo (¡un pobreton, vaya!). O sea, hay otros 8 entre 140 y 143 mts.

Ahora acabo de consultar cuánto puede medir una patera de las que llegan cargadas de inmigrantes de las costas de África. Por ejemplo, una de 20 metros de eslora con 163 personas. Lo comparo porque las dos cosas están sucediendo a un mismo tiempo. No vamos bien, está claro. Saco de un artículo de Álex Prats, en el País (03.11.2014), un interesante comentario sobre “Las diez causas de la desigualdad”:

La magnitud de la brecha actual entre los más ricos y el resto es escandalosa. Nos hemos instalando en un círculo vicioso cuya dinámica se fundamenta en el control que los más ricos ejercen sobre el poder político. Son abundantes los casos de países en los que los gobiernos no gobiernan para la mayoría, sino para favorecer a la élite de la que forman parte. Las políticas adoptadas por muchos gobiernos, en el norte y en el sur, abocan a millones de personas a vivir en una situación de pobreza perpetua.

Estas son, a mi modo de ver, las diez principales causas de la desigualdad global.

  • Sistemas fiscales injustos.
  • Corrupción y flujos ilícitos de capitales
  • Distribución injusta de la inversión y el gasto público
  • Distribución injusta de la tierra
  • Acceso desigual al capital, conocimiento y tecnología
  • Privatización de servicios públicos
  • Acceso injusto a la información y exclusión de los espacios de toma de decisiones sobre políticas que influyen en nuestras vidas
  • Desigualdad de género
  • Impunidad y control del sistema judicial
  • Situaciones de conflicto económico, político o militar.

Es urgente avanzar en la lucha contra estas diez causas de la desigualdad para que podamos reducir la tendencia actual, tan peligrosa, injusta e inaceptable.

Una vez más me siento indignado e indefenso ante semejante atropello. La solución es muy difícil, pero tomemos conciencia de que sin la pequeña aportación de todos y cada uno, será imposible.

Fotografía: YouTube @madeincapri

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *